x

Renting Impresoras Alicante utiliza cookies propias (técnicas) para ofrecerle nuestros servicios, y cookies de terceros (analíticas) para obtener estadísticas. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puede gestionarlas, vea nuestra política de cookies.

Aceptar cookies analíticas | Rechazar cookies analíticas
Ofertas y precios exclusivos
Información Comercial
03690 San Vicente del Raspeig

ISO/IEC 24711

ISO/IEC 24711

Existe una normativa ISO (ISO/IEC 24711) que mide los consumibles por igual, esta es la utilizada por la mayoría de los fabricantes de impresión, ya que permite calcular la duración usando una misma base de comparación entre todos los fabricantes del mercado que utilicen este estándar. Incluso, cada tecnologia cuenta con una ISO diferente para tener en cuenta las diferencias, como lo son el láser monocromo, laser color o la inyección de tinta. Sin embargo, en ocasiones los cartuchos pueden tener una duración diferente a la señalada por los fabricantes.

Esto ocurre debido a que, para determinar la duración aproximada, se realizan pruebas de impresión con múltiples cartuchos usando páginas de prueba estándar definida por ISO y unas especificas condiciones de impresión. De esta forma, cogiendo el número de páginas mínimo que pueden imprimir el 90% de los cartuchos probados. Por esto si el tipo de página que se suele imprimir varía mucho, la duración también variará. Este es uno de los principales motivos por el que hay cartuchos que pueden durar más o menos de lo que se tiene previsto.

Otro motivo por el que duran menos los cartuchos es por la manipulación del mismo, ya que si no se trata de la manera correcta pueden ser incluso dañados mucho antes de tiempo.

Hay tres factores clave para alargar la vida de tus cartuchos:

La intensidad del color: Si se imprimen documentos con imágenes o muchos colores intensos, el consumo de tinta o tóner es mayor, lo que conlleva a una duración menor. Por lo que para el ahorro de tinta es recomendable eliminar el color de fondo o usar degradados y reducir el tamaño de los códigos de barras en los documentos que los requieran.

El ambiente de trabajo: Muchos cambios en la temperatura pueden impactar negativamente en las impresoras y en su consumo de consumibles. Un ejemplo puede ser; al estar una impresora en un almacén muchos meses por debajo de 21ºC y otros sobre los 26ºC, hará que la duración del consumible sea menor de lo que debería, siendo un entorno de trabajo hostil para la impresión, lo mismo ocurre con la humedad; una humedad aproximadamente superior al 70%, hace que la impresora haga un trabajo inicial para eliminar el exceso de humedad lo cual también puede afectar a la duración del consumible.

Recuerda que para un equipo lo mejor es que la temperatura cambie lo menos posible (entre 21 y 26ºC) y que la humedad este relativamente entre el 40 y el 70%. Siendo estas numeraciones los extremos.

Los controladores de impresora: Existe una diferencia entre usar el driver del fabricante y utilizar un driver genérico, es un factor a tener en cuenta, los drivers genéricos aportan ventajas a los gestores de TI, siendo muy cómodos para la instalación al a ver tantos usuarios o marcas; y facilita el uso de la máquina. Pero estos no se encuentran optimizados para las especificaciones de cada impresora en particular. Probablemente al imprimir una hoja sale todo bien, pero si el volumen de impresión aumenta, derivaría en un incremento del consumo, mayor al que debería ser.

Lo mejor siempre será instalar el controlador del fabricante y mantener las actualizaciones de este. Además, son de mayor provecho para las funcionalidades que ofrece cada equipo.