x

Renting Impresoras Alicante utiliza cookies propias (técnicas) para ofrecerle nuestros servicios, y cookies de terceros (analíticas) para obtener estadísticas. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puede gestionarlas, vea nuestra política de cookies.

Aceptar cookies analíticas | Rechazar cookies analíticas
Ofertas y precios exclusivos
Información Comercial
03690 San Vicente del Raspeig

Consejos de mantenimiento para las fotocopiadoras

Consejos de mantenimiento para las fotocopiadoras

Consejos de mantenimiento para las fotocopiadoras

Al igual que con todo en la vida, incluidos nosotros mismos, mantener todo en óptimas condiciones es vital para un buen rendimiento. Esto también se aplica a tus impresoras y fotocopiadoras. Siguiendo algunos consejos simples, te asegurarás de que tus máquinas continúen brindando el rendimiento que esperas. Estas buenas reglas de mantenimiento mantendrán tu fotocopiadora e impresora funcionando mejor, durante más tiempo, permitiéndote aprovecharlas al máximo.

Con un poco de conocimiento sobre cómo limpiar una impresora, puedes evitar los atascos de papel y los errores de impresión que a menudo hacen que las impresoras sean tan frustrantes de usar.

 

Lo principal es ser cuidadoso

Cada vez que debas abrir la impresora para realizar tareas de mantenimiento, apaga la alimentación y mantén las manos libres de fusores calientes y piezas móviles dentro de la impresora. Esto evitará daños tanto a la impresora como a ti. Este aspecto es fundamental para un buen mantenimiento de estos equipos, porque siempre la seguridad debe estar presente ante todo.

 

Limpia los cabezales de la impresora

En algún momento, probablemente hayas visto salir un documento de una impresora con líneas blancas que atraviesan el texto o los gráficos a los que les falta tinta, a pesar de que los cartuchos están llenos. Esto significa que los cabezales de la impresora están obstruidos y deben limpiarse.

Consulta en el sitio web del fabricante para saber cómo limpiar los cabezales de la impresora en su modelo en particular; muchas impresoras se auto limpiarán con solo unos pocos clics, pero también se pueden limpiar manualmente si lo prefieres.  Solo ten cuidado de no limpiar los cabezales con más frecuencia de la necesaria, ya que el proceso de limpieza usará algo de tinta.

 

Elimina el polvo y los residuos

La acumulación de polvo, tinta y otros desechos dentro de tu impresora puede causar atascos y rayas de tinta que aparecen en los papeles en lugares no deseados. Una solución rápida es eliminar las partículas con una pequeña aspiradora. Esto se prefiere sobre el uso de plumeros de aire en lata porque elimina el polvo en lugar de rociarlo por el interior de la impresora.

Puedes ir más allá utilizando un hisopo de algodón y agua purificada para limpiar los cartuchos de tinta; la mayoría de los fabricantes proporcionan instrucciones en el manual de la impresora o en línea. Asegúrate de leerlos porque hay algunas partes del cartucho que no debes limpiar.

 

Resuelve cuidadosamente los errores mecánicos

Como la mayoría de los productos, la impresora durará más si se cuida bien; incluso un atasco de papel resuelto incorrectamente puede provocar problemas de impresión en el futuro. En lugar de frustrarte cuando ocurre un atasco y sacar el papel, consulta las instrucciones de la impresora para encontrar la mejor manera de solucionar un atasco en tu modelo específico.

 Por lo general, la mejor práctica es usar ambas manos para extraer lentamente el papel atascado de la impresora para evitar dejar papel rasgado o dañar las partes internas de la impresora. También puedes evitar atascos asegurándote de que el papel que cargues en la impresora no esté rasgado, espigado o pegado y que la bandeja no se llene demasiado.

 

Es normal que en ocasiones la impresora presente fallos

Por supuesto, ninguna impresora es perfecta: ocasionalmente se producirán atascos, manchas y errores. Pero con un poco de mantenimiento sencillo de la impresora, es posible reducir en gran medida la aparición de estos problemas y agilizar tu experiencia de impresión. Así que no lo pienses mucho, y pon en práctica estos consejos para disfrutar de una impresión feliz y sin estrés.